Patagonia en venta: El grupo Burco tiene la mayor acumulación de tierras en Río Negro

image_content_8030994_20170129230054.jpg

La posesión de lotes mediante avivadas, remates dudosos o tácticas judiciales “es nada comparado con el proceso de apropiación de tierras fiscales que protagonizó un grupo económico internacional, con la anuencia del Estado”.

Eso dice el diputado nacional por Río Negro Luis Bardeggia (FpV), autor de una denuncia penal por la adjudicación directa de miles de hectáreas de tierra que, al cabo de poco tiempo, quedaron en manos del Grupo Burco SA, originario de Bélgica. Es desarrollador líder de emprendimientos inmobiliarios y vacacionales de lujo “en entornos naturales cuidadosamente preservados”, según reza la publicidad de la propia empresa.

“Fue una verdadera sustracción de porciones de naturaleza”, grafica Bardeggia para dimensionar la asignación de un total de 24.543 hectáreas en sólo dos años y siete meses. No hay antecedentes de tamañas adjudicaciones, considerando la dimensión de las tierras, sus características ambientales y paisajísticas, la violación de las normas vigentes en materia de tierras fiscales y la celeridad con que se concretó el proceso.

Por anteriores adjudicaciones de tierras fiscales a valores irrisorios están siendo juzgados el ex ministro de Producción, Juan Accatino, y los ex funcionarios de Tierras, Daniel Tait y Jorge Belacín (todos de la gestión Saiz) procesados por fraude a la administración. En esta misma causa, dictaron falta de mérito “por no verificarse una conducta defraudatoria” a Alfredo y Tomás Bertger; a Federico Van Ditmar (lugarteniente del magnate Joseph Lewis); a los empresarios Damián y Marcos Mindlin, y a Ana María Trianes, esposa del ex presidente de la Empresa Forestal Rionegrina SA (Emforsa) José Martínez Pérez, y apoderada legal de Hidden Lake SA. Esta es la sociedad que “Joe” Lewis formó al adquirir a la familia Montero 12.000 hectáreas en Lago Escondido, donde construyó su mansión y, recientemente, una central de energía.

Varios de estos nombres se amalgaman en operaciones que apuntan tanto a los intereses del Grupo Burco cuanto a los de Lewis.

En la denuncia que originó el juicio, se denunció la venta de un campo de 359 hectáreas en la zona de El Bolsón a Martínez Pérez, que en menos un año fue vendido a Van Ditmar en favor de la sociedad de Lewis. También se señaló la venta de 14.698 hectáreas a Miguel Guajardo y Uberfil Carrillanca, que en poco más de un año se transfirieron a Mindlin. Otro campo de 4.500 hectáreas enajenado a favor de Forestal Ganadera San Tadeo, representada por un socio de Martínez Pérez, se traspasó en meses a Ana María Trianes.

En tanto, las nuevas denuncias de Bardeggia son las que apuntan a Burco SA en procesos de adjudicación de tierras seguida de reventa, similares a los casos anteriores, con algunos protagonistas comunes, y con la participación necesaria de la autoridad de aplicación de la Ley de Tierras provincial.

Esta fue la secuencia de adjudicación de tierra de dominio público que terminó en manos de Burco:

• 7.080 hectáreas adjudicadas en 2005 por la dirección de Tierras a El Talismán SA, sociedad absorbida en 2006 por Burco, que luego cedió los derechos a Estancia Río Foyel SA constituida ese mismo año.

• En noviembre de 2006, Tierras autorizó la transferencia de derechos de ocupación de 4.500 há (en tres lotes) a Tomás Bergter. Pasados seis meses, Estancia Río Foyel SA adquirió las tierras.

• En setiembre de 2009, el Estado adjudicó 2.690 hectáreas al ocupante del predio Juan Collihuin. Y cuatro meses después éste transfirió la propiedad a Estancia Río Foyel.

• 4.526 hectáreas en zona fronteriza cercana a El Bolsón fueron adjudicados a Forestal y Ganadera San Tadeo por apenas 36 pesos la hectárea. Y un campo lindante de 5.598 hectáreas, adjudicado a Carro Norberto Andino, por 27 pesos/ha. Cinco meses después, ambos campos fueron revendidos a Ana María Trianes, apoderada de Hidden Lake. Y a principios de 2011, pasaron a manos de Hubert Gosse elegido en 2012 presidente de Burco Argentina.

Así, en poco tiempo, el Grupo Burco fue consolidando una única unidad rural de 24.443 hectáreas de campos contiguos en el departamento catastral de El Bolsón y parte del de Bariloche, lo que lleva a suponer al denunciante que “se trata de hechos concatenados y articulados para apropiarse de campos”.

Dentro de las propiedades está el cerro Carreras-Nevado Mayor, divisoria de agua con actividad glaciaria, naciente de los ríos Chubut, Pichileufu, Foyel y Villegas. Es decir una zona con reserva de agua dulce y especial interés hidrológico.

Las condiciones de la ley de Tierras
Las modificaciones hechas en 2010 a la ley rionegrina 279 establecen que:

• “Los derechos sobre tierras ubicadas en zona de fronteras y de seguridad se otorgarán a ciudadanos argentinos (…)”.

• No podrán ser adjudicatarios de tierra rural fiscal: todo tipo de sociedades comerciales que no tengan por objeto la explotación agraria, o se hayan constituido en el extranjero, o tengan control extranjero directo o indirecto.

Fuente:

http://www.rionegro.com.ar/region/caso-burco-la-mayor-acumulacion-de-tierras-en-rio-negro-XF2117550

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *