Netanyahu: la llegada de Trump abre un nuevo período para Israel

El primer ministro, Biniamín Netanyahu anunció que la aprobación de 2.500 viviendas para ser construidas en Judea y Samaria (nombres bíblicos de Cisjordania) son simplemente un “muestra” de las cosas por venir ahora que Barack Obama ya no está más en la Casa Blanca, y manifestó que discutirá la cuestión con el flamante presidente norteamericano, Donald Trump.

Durante una interpelación en la Knéset (Parlamento), Netanyahu destacó que la decisión se produce tras ocho años de “sufrimiento” durante la política de “ni un solo ladrillo” de Barack Obama que se oponía a la construcción al este de la Línea Verde, la línea de armisticio 1949-1967 (anterior a la Guerra de los Seis Días).

“Y no estamos hablando de ‘outpost’ o incluso bloques de asentamientos”, apuntó Netanyahu sobre la era Obama. “Estamos hablando de aquí en Jerusalén. Ellos no nos dejaban construir tampoco aquí”.

El primer ministro puntualizó que “Estamos abandonando ese período. Esta construcción es una muestra. Vamos a hacer muchas cosas diferentes de ahora en más”, subrayó.

El ministro de Defensa, Avigdor Liberman, anunció que Israel aprobó la construcción de 2.500 viviendas en Cisjordania, la mayoría de ellas en los grandes bloques de asentamientos, que se espera que permanezcan bajo soberanía israelí en cualquier tipo de acuerdo con los palestinos.

La decisión fue tomada dos días después de que un comité de planificación de la Municipalidad de Jerusalén aprobara la construcción de 566 unidades en la parte oriental de la ciudad, poco antes de la conversación telefónica entre Netanyahu y el presidente norteamericano, Donald Trump, en la cual ambos mandatarios discutieron sus nuevos planes para la región.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spice, no aprobó ni condenó la decisión, indicando que Trump discutirá la cuestión cuando Netanyahu, visite Washington el mes de febrero.

“Vamos a tener un encuentro con el primer ministro, Netanyahu y continuaremos discutiendo eso”, aseveró. “Israel sigue siendo un enorme aliado de Estados Unidos. Éste quiere seguir acercándose a Israel, y asegurarse de que reciba todo el respeto que se merece en el Oriente Medio”.

Netanyahu confirmó que hablará con Trump sobre la cuestión de los asentamientos. Pero también pareció indicar que no renegará de su discurso en 2009 en el cual anunció por primera vez su apoyo a la solución de dos estados.

“Creer en cierta política no significa que debes decir todo lo que planeas hacer”, explicó Netanyahu. “Tengo una política clara. Para que una negociación de paz posible con los palestinos sea fructífera; los palestinos deben reconocer a Israel, y ellos no están dispuestos a hacerlo, y nuestro territorio debe ser asegurado”.

La ausencia de condena marca un dramático cambio con respecto a la política de Obama, que rutinariamente vapuleaba a Israel por construir en dichas zonas.

Los asesores de Trump han indicado que el nuevo presidente no ve a los asentamientos como ilegales y puede que no suscriba a la opinión de que la solución de dos estados sea la única posible.

Fuente:

Netanyahu: la llegada de Trump abre un nuevo período para Israel

Artículos relacionados

Leave a Reply