Netanyahu condena a Obama tras la aprobación de la resolución en la ONU contra Israel

Obama-Netanyahu-Foto-Kobi-Gideon-GPO-3.jpg

Israel rechazó la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condena la  política israelí sobre los asentamientos, y criticó duramente a la saliente administración del presidente norteamericano Barack Obama por negarse a vetarla.

Un comunicado de la Oficina del Primer Ministro, Biniamín Netanyahu, expresa que “Israel rechaza esta vergonzosa resolución contra Israel en la ONU y no acatará sus términos”.

La declaración llegó incluso a decir que “la Administración Obama no sólo no protegió a Israel en contra de este ataque grupal en las Naciones Unidas, sino que también complotó con ellos detrás de las escenas”. El comunicado destaca que Israel espera “trabajar con el presidente electo Trump y con todos nuestros amigos en el Congreso, republicanos y demócratas por igual, para neutralizar los efectos nocivos de esta resolución absurda”.

En respuesta, tras la votación, el presidente electo de Donald Trump, prometió cambiar el organismo internacional después de que asuma el cargo el mes próximo. “En cuanto a la ONU, las cosas serán diferentes después del 20 de enero”, puntualizó en un mensaje de Twitter.

La resolución, presentada por Nueva Zelanda, Malasia, Venezuela y Senegal, un día después de que Egipto retirara la suya bajo la presión de Israel y Trump, fue la primera adoptada por el Consejo de Seguridad sobre Israel y los palestinos en casi ocho años.

La adopción de la resolución fue posible tras la abstención de EE.UU. en la votación. Los catorce restantes miembros del Consejo de Seguridad votaron a favor de la misma.

La resolución declara que los asentamientos israelíes no tienen validez legal, son una violación flagrante del derecho internacional y constituyen un obstáculo para la paz y la solución de dos estados. Llama a Israel a detener inmediatamente toda la actividad de asentamientos en “territorio palestino ocupado”, incluyendo Jerusalén oriental.

La abstención EE.UU. fue vista como el tiro de despedida de Obama, quien ha mantenido una relación áspera con Netanyahu, y cuyos esfuerzos para forjar un acuerdo de paz basado en una solución de “dos estados” orientada a la creación de un estado palestino que viva en paz al lado de Israel han resultado inútiles.

La Casa Blanca defendió su decisión de abstenerse –una dramática ruptura con la política de larga data sobre Israel en la ONU- diciendo que no podía “con la conciencian tranquila” vetar una resolución que expresa las preocupaciones por las tendencias que están erosionando los cimientos de una solución de dos estados, argumentó el subsecretario adjunto de Seguridad Nacional Ben Rhodes, quien negó que el presidente Barack Obama estuviese tratando de “vengarse” del primer ministro, Biniamín Netanyahu.

El secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, dio la bienvenida a la aprobación de la resolución arguyendo que se trata de “un paso significativo, que demuestra el liderazgo que el Consejo tanto necesita y los esfuerzos colectivos de la comunidad internacional para volver a confirmar que la visión de dos Estados sigue siendo alcanzable”.

La oficina del presidente de la Autoridad Palestina (AP), Mahmud Abbas, manifestó que la votación ha sido “un gran golpe” a la política israelí y una muestra del “fuerte apoyo a la solución de dos estados”.

El líder de la oposición, diputado Itzhak Herzog, del partido Campo Sionista, declaró que se opone firmemente a la dura resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, a la que calificó como una derrota estratégica para Israel. Herzog resaltó que Estados Unidos debería haber vetado la resolución. También criticó al Ejecutivo de Netanyahu, afirmando que un gobierno responsable y razonable lo habría impedido.

Si bien es sólo declarativa, la aprobación de la resolución consagra formalmente la desaprobación de la comunidad internacional con respecto a la construcción de asentamientos israelíes, y podría fomentar mayores acciones palestinas en contra Israel en los foros internacionales.

En reacción a la votación, el primer ministro Netanyahu ordenó medidas recriminatorias en contra de los países que promovieron la resolución. La Oficina del Primer Ministro anunció que Netanyahu canceló una visita inminente del ministro de Exteriores de Senegal a Israel, y ordenó al Ministerio de Exteriores anular todas las ayudas previstas a ese país africano. El primer ministro llamó a consultas a los embajadores de Israel en Nueva Zelanda y Senegal. Israel no tiene relaciones diplomáticas con los otros dos estados que llamaron a votar la resolución: Venezuela y Malasia.

Fuente:

Netanyahu condena a Obama tras la aprobación de la resolución en la ONU contra Israel

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *