Rockhopper dice que será rentable sacar petóleo de las Malvinas

Argentina negocia con Gran Bretaña un acuerdo global sobre comercio e hidrocarburos.

malvinas-2206651w620.jpg

Mientras se conoció un acuerdo firmado en los últimos días entre Argentina y Reino Unido sobre nuevas escalas en vuelos aerocomerciales y una voluntad de establecer una nueva relación comercial en hidrocarburos, pesca y navegación, la petrolera inglesa Rockhopper, que actúa en el sur del atlántico, dio a conocer la semana pasada el balance de sus actividades del primer semestre del año, al que accedió BAE Negocios. Allí, la petrolera inglesa informa que redujo sus costos en unos u$s300 millones para la explotación de crudo en el norte de las islas y estima en un total de u$s1.500 millones su inversión de capital en el área llamada Sea Lion, en la Cuenca Norte de las Islas Malvinas. De confirmarse, estos avances permitirían hacer cada vez más comercial la actividad hidrocarburíferas por parte de una petrolera inglesa en las Islas Malvinas.

Estiman un potencial de 1.000 M de
barriles en el área marítima Sea Lion

Se trata de un yacimiento de tamaño considerable, ubicado al norte de las islas, que la propia petrolera inglesa describió como “de clase mundial”. Rockhopper informó el pasado miércoles que la nueva reducción de costos conseguida en el primer semestre del año para la producción de los primeros barriles de crudo va de 1.800 a 1.500 millones de dólares, con un barril internacional de crudo equilibrado en un precio de u$s45.

Argentina mantiene restricciones a la actividad petrolera por parte de empresas inglesas en las aguas de las islas. El reciente acuerdo alcanzado entre ambos países en realidad es un inicio de buena voluntad para comenzar una negociación.

Según el texto, el punto 10 resalta que “ambas partes acordaron establecer un diálogo de interés mutuo para mejorar la cooperación en cuestiones del Atlántico Sur”. Y agrega que “se acordó tomar las medidas apropiadas para eliminar todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sostenible de las Islas Malvinas, incluyendo en el comercio, la pesca, el transporte y los hidrocarburos”.

En lo que respecta al petróleo y gas, un avance en las negociaciones sería que Argentina elimine las restricciones a la exploración y explotación hidrocarburíferas para las empresas inglesas en las aguas de las Islas Malvinas.

De todos modos, hace algunos días la canciller Susana Malcorra expresó al diario británico The Guardian que el actual gobierno tiene la voluntad de ir hacia una explotación hidrocarburíferas conjunta mediante un “joint venture argentino-británico de exploración de petróleo”.

En el balance del primer semestre del año, la compañía Rockhopper difundió que obtuvo grandes avances en el área marítima Sea Lion. Según sus cálculos, estima un potencial de 1.000 millones de barriles de crudo en el área, aunque podrían ser más. Esto es cercano a las reservas que la petrolera de capitales nacionales Pluspetrol tiene en Argentina, siendo que es la cuarta operadora en el ranking de producción de hidrocarburos en el país.

David McManus, presidente de Rockhopper, dijo en el comunicado difundido el pasado miércoles que “seguimos haciendo grandes progresos en el desarrollo de (el área) Sea Lion, aprovechando el contexto actual de la industria para reducir los costos y el punto de equilibrio del precio internacional del petróleo” en u$s45 cada barril.

Rockhoper se fusionó este año con otra petrolera inglesa llamada “Falkland Oil & Gas”, donde al mismo tiempo realizan actividades de exploración en “Isobel-Elaine”, otra área de aguas cercanas a las islas con gran potencial. Esto le permitió a Rockhopper ubicarse como líder en la actividad en las Islas Malvinas, que Argentina reclama por su soberanía.

Rockhopper Exploration fue la petrolera inglesa que descubrió en 2010 en las aguas del norte de las Islas al yacimiento Sea Lion, que describió como “de escala mundial”. Según sus propios cálculos, luego de la etapa de exploración podría comenzar la producción en 2017, aunque depende del precio internacional del barril y de continuar con la reducción de inversión de dólares en la costosa actividad offshore al sur del océano Atlántico.

En 2012, esta petrolera fue declarada “clandestina e ilegal” por el anterior gobierno argentino. En este 2016, la intención de ambos gobiernos parece ser la de establecer un nuevo acuerdo de cooperación y diálogo donde se incluye el área de hidrocarburos, la pesca y los vuelos comerciales.

El presidente Mauricio Macri se verá esta semana con su par inglés, la primer ministro Theresa May, en el marco de la reunión de la Asamblea General de la ONU. Quedará por ver cómo avanzan las negociaciones y cómo va escribiéndose la letra fi na del acuerdo en materia de explotación petrolera conjunta.

Fuente:

http://prensa.cancilleria.gov.ar/rockhopper-dice-que-sera-rentable-sacar-petroleo-de-malvinas

Artículos relacionados

Leave a Reply